Los tendederos, de Adrián Fares [4]

Antes que la mercadotecnia halloween nos invada, y que cementerios, lápidas, flores y difuntos nos alejen de nuestras rutinas, aun están a tiempo de leer las fantasías delirantes y el sutil terror de la colección de relatos LOS TENDEDEROS, de Adrián Fares, poeta, guionista y realizador cinematográfico (en continua pugna con el INCA para la producción de su film Gualicho).

Descargable, GRATIS, pinchando en aquí (no hay virus, ni bichitos raros directos a vuestros terminales, a vuestras mentes quizás -estáis avisados-).

Una breve reseña de los relatos del 29 al 38 (para los que quieran ir directos al grano):

EL RELOJ  (Page 120). Sobre “el poder del deseo” y “los problemas del ser humano que vienen de no saber comunicarse“, de no saber comunicar nuestros deseos o de conceptualizarlos a través del pensamiento o la escritura: “codificar, testear, depurar pensamientos, y situaciones,… para hacerlos correr en nuestra realidad era escribir“. Aquí, más que el terror, se instala en el lector, un oyente de cuentos sobre la incapacidad de ser feliz o el paso inescrutable de un tiempo que no vuelve nunca.

UN POSIBLE FIN DEL MUNDO (Page 123). El remordimiento, el asesinato, los inocentes… Todo un torrente de realidad y ficción en una mente adolescente, que aprovecha los devaneos propios de la edad para dar con los culpables, reales o metafísicos, cuyo crimen parece ser destruir lo más preciado de esa edad humana que tanto parece añorarse: la inocencia.

BAJO LA MANTA (Page 129). Extraordinaria elipsis del contenido del cuadro que hay bajo la manta del título de este relato. Tendremos que preguntarle al autor de qué se trata, o tendremos que imaginarlo, o… quizás no sea tan importante, porque el miedo ya está instalado en nosotros con el suicidio, la vida artística y sus locuras, las mujeres, el deseo, las peticiones de los suicidas… ¿Qué hay bajo la manta?, esa imagen (no imaginada o no escrita) nos acompañará un tiempo después de la lectura.

LA CASA NUEVA (Page 139). Adaptación (o no) a nuevos vecindarios, huyendo de otros vecinos que nos han hecho la vida menos placentera. Todo esto unido a vecinos, en apariencia normales con sus rarezas, que pueden sorprenderte por su fantasmagoría, por su tintura de alcohol, sexo de ciencia ficción o una tranquilidad sólo aparente y siempre perturbable.

LOS CARA CAMBIANTE (Page 145). Los curas y los demonios siempre estuvieron cerca. Un acercamiento ensayístico donde se incluye la versión de los que cambian de cara y nos informa acerca de la narrativa fantástica argentina del siglo XIX.

EL VENDEDOR DE TIEMPO (Page 152). Ironía, humor negro y sarcasmo profundo entorno a sicarios, gurús e investigadores, todo dentro de una de las grandes temáticas de Adrián Fares: el tiempo y el cadavérico paso del mismo.

LOS DOMINANTES (Page 156). Humano y Ente, una pareja policial que nos recuerda a películas como Distrito 9 (Neill Blomkamp,2009), o Bright (David Ayer, 2017), o incluso a The happytime murders (Brian Henson, 2018). Ambientado en un mundo NO-Mundo del mejor Bitelchus (Tim Burton, 1988), de nuevo, donde le autor quizás añora el buen compañerismo, un amor que sin ser humano lo es más humanamente y la transparencia de afectos y actos. Fantasmas que no lo son, momentos de felicidad que se echan de menos en un mundo demasiado cuadriculado o real.

EL CUENTO ORIGINAL (Page 163). Homenaje a la tradición oral de cuentos y leyendas, vividas en primera persona por el narrador, y que nos lleva al encuentro de una sílfide que ha ido envejeciendo con el paso del tiempo en vez de conservar una belleza incorruptible. Es, la naturaleza del encuentro, lo importante de este relato lleno de sensualidad telúrica ¿o es acuática?

EL HOMBRE SIN CARA (Page 169). Relato de vida de un ser “diferente“, con reminiscencias del personaje Rorschach de Wachtmen (Zack Snyder, 2009), o Eduardo Manostijeras (Tim Burton, 1990), o todos aquellos personajes que se empeñan en ser reconocidos no por lo que los hace diferentes sino por lo que los humaniza, porque a todos TODOS la vida, en palabras del autor: “nos desplega, nos alisa, nos contrae, nos ahueca y desprende verdades inherentes a TODO“.  Aquí podría añadirse el reciente Joker (Todd Phillips, 2019).

LA CASA DEL TEMOR (Page 175). Una original y Otra Vuelta de Tuerca (famoso relato de Henry James, 1898, que también se inscribe en la tradición de relatos con casas encantadas como trasfondo) a la casa habitada por fantasmas, pero esta vez, acidez propia del autor en busca del horror de ultratumba para solucionar problemáticas de la realidad. Muy original y con retazos de la vida de barrio y realismo crudo. En la atmósfera de El Ultimo Escalón (David Koepp, 1999).

Continuará (inquietándonos)…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s